Exfoliante de café

0

El café tiene varios beneficios como bebida, pero también se puede usar como un exfoliante corporal.

El exfoliante de café es ideal para eliminar las células muertas e impurezas de la piel, reactivar la circulación, facilitar la reducción de la celulitis y mejora la actividad inflamatoria. Además se puede conseguir una piel más suave y luminosa.

A parte de eso, el café ayuda a estimular la piel y a eliminar toxinas por ejemplo.

Es muy fácil de hacer. En un bol hay que mezclar: Media taza de café molido o granos de café usados -como los que quedan en las cafeteras-, un cuarto de taza de azúcar o sal marina (lo que se prefiera) y una cucharada de aceite de oliva o de almendras. Es necesario mezclar bien los ingredientes.
Ya sólo quedaría usarlo. Lo ideal es exfoliarse durante la ducha, ya que el vapor ayuda a abrir los poros, y penetrará mucho mejor en las áreas a tratar. Se aconseja aplícarlo dando un masaje con movimientos circulares. Después aclarar con agua tibia y secar con cuidado.
Más tarde aplica una crema hidratante o aceite corportal a tu piel, para dejarla más cuidada e hidratada.
Se recomienda exfoliar la piel cada semana o cada 15 días, teniendo en cuenta nuestro tipo de piel.
Compartir.

Dejar una Respuesta